logotipo u-c

UMMO-Ciencias

Sitio dedicado al estudio racional del asunto UMMO

D172 Desorden dentro de ERIDANI. La secta UMMO.

UMMOAELEWEE

Número de Copias UNA

IDIOMA ESPAÑOL

Fecha 22 Enero 1974

Dirigida a Señor AGUIRRE CEBERIO JUAN

MADRID ESPAÑA

 

CONFIDENCIAL

Le suplicamos no saquen fotocopias de este documento.

 

Señor: Este documento no es un informe: puede leerlo por supuesto a sus hermanos, pero por la índole de algunas sugerencias y observaciones que formulamos, preferimos rogarle que evite totalmente su difusión. Conserve, señor, este ejemplar por si decidieran no hacer caso omiso de nuestros consejos. Es obvio que ustedes y sus hermanos pueden ignorar la naturaleza de tales insinuaciones y negarse a obser­varlas en su totalidad o en parte.

 

Si nos hemos atrevido a sugerírselas, es porque juzgamos que están fundamentadas en una mayor información que poseemos en torno a su marco social y porque ello no supondría acatamiento a disciplina ideológica alguna, o adhesión a principios filosóficos que puedan serles nocivos.

 

ANTECEDENTE

 

Mi nombre es DEEI 98, generado por DEEI 97, y esta carta la codifico como segunda dirigida a su persona. A mi regreso al país España, he podido analizar toda la información que sobre usted y sus hermanos, han recopilado los míos en el curso de estos años.

 

Por ello sé que cesaron las primitivas reuniones que se celebraban en el establecimiento de cafetería Lyon de la calle de Al­calá, reuniones que patrocinaba su hermano Fernando Sesma, primer humano de España que recibió autorización para divulgar alguno de nuestros mensajes.

 

Estoy informado que discrepancias de criterio, unidas a un viraje en la actitud mental de ese hermano suyo hacia nosotros, provocó una escisión en el seno de esa pequeña comunidad (nosotros la llamamos microred) separándose un núcleo de humanos, más interesados por nues­tra existencia y el contenido de la información que les continuamos fa­cilitando.

 

Simultáneamente, un tercer grupo de españoles, decidía fundar con carácter legal, una asociación para el estudio de la feno­menología O. V. N. I. integrada en su mayor parte por individuos juveniles.

 

Paulatinamente, todos sus hermanos decidieron adherirse a esta asociación legal, tras una declaración por parte de los míos de que nos negaríamos a remitir más datos o mensajes a todo grupo que no estuviera articulado según la legislación vigente en esta nación.

 

La medida cautoria no era una mera imposición, sino una medida adoptada por mis hermanos, conocedores de posibles riesgos que ustedes pudieran afrontar, si continuaban reuniéndose informalmente, sin protección jurídica alguna.

 

Me informan, que se plantearon en el interior de la nueva Sociedad, serios disgustos por razones no muy bien conocidas por nosotros, pero que rozaban claramente el tema del interés mostrado por nosotros, por algunos asociados. Lamentamos sinceramente que a causa de nosotros, surgiesen esas rencillas internas. Nos consta que muchos asociados jóvenes abandonaron la entidad social, y esparcieron una serie de rumores en torno a los actuales humanos miembros de la misma.

 

Esos rumores y la mitificación que sobre sus bases se ha generado posteriormente, son el motivo de esta carta.

 

Si estas versiones no nos atañesen, o no se corriese el riesgo de que nuestras relaciones con ustedes, pudieran quedar altera­das profundamente (de hecho en la etapa anterior, incidieron tan gra­vemente, que para evitarles a ustedes trastornos, nos vimos obligados a cancelar largo tiempo los envíos de mensajes), esta carta no tendría razón de ser, y no nos atreveríamos a tratar de influirles con nuestros consejos.

 

No olviden que una de las premisas en que basamos nuestra relación con la comunidad de hermanos de Tierra, es que tal correspon­dencia pueda realizarse de modo que para otros humanos no informados pase desapercibida, más cuando acusamos que ciertas noticias se evaden del círculo cerrado de cualquier nación, para trascender a medios sociales ajenos, de un modo que podamos calificar de peligroso, hemos de imponer nuestra inhibición en tales relaciones.

 

La versión tópica que según mis informes circuló en torno a ustedes, versión que procedente de los despechados antiguos asociados llegó a distintos ufólogos de la nación España, era en sus rasgos más acusados la siguiente:

 

“Una organización esotérica que se hace llamar “seres de un planeta imaginario Ummo” ha conseguido captar para su causa a una serie de madrileños y catalanes, capitaneados por las siguientes personas: Antonio Ribera Jordá, Dionisio Garrido y Rafael Farriols. Tal organización internacional poseedora de medios importantes de difusión y respaldada por ingentes recursos financieros, utilizó como “Caballo de Troya” en España, a un pobre loco, crédulo, Fernando Sesma cuyo delirio o manta bien conocida por todos estriba en creerse “hombre-contacto de los extraterrestres” El grupo internacional Ummo, aprove­chó las delirantes reuniones de La Ballena Alegre, nombre con que se conoce al sótano del Café Lyon de Madrid, para captar algunos adeptos, que deben recibir dinero en gran cantidad de sus “maestros”.

 

Se ignoran los verdaderos fines de esta secta esotérica. Los miembros del grupo español, capitaneados por esos tres maestros citados de Barcelona y Madrid, (parece ser que el grado de Maestro ha pasado de Antonio Ribera al Industrial Señor Farriols, después de una lucha interna en que ambos se disputaron la jefatura de la secta.

 

Estos fines parecen ser religioso-filosófico-esotéricos y no políticos como se temía al principio.

 

Los miembros de Madrid son el grupo más numerosos, aun­que la jefatura la ostentan los de Barcelona. Están formando núcleos esotéricos en Sevilla, Alicante y Valladolid. En Madrid ostenta el grado de “Maestro” un tal Dionisio Garrido que ha conseguido curaciones mi­lagrosas, como la de un niño azul y dos cancerosos.

 

Parece que las curaciones son de carácter parapsíquico, pero los fanáticos del grupo lo atribuyen a los extraterrestres de Ummo.

 

Ellos están convencidos totalmente de que las consignas misteriosas, son recibidas directamente de Ummo o de unos seres que des­cienden de OVNIs periódicamente.

 

Los adeptos no comen carne (son estrictamente vegetaria­nos), guardan estricta castidad cuando en ciertos periodos se lo ordenan los “Maestros de Ummo”, predican el Amor y Fraternidad Universal y se llaman entre sí “hermanos”. Cada seis días (algunas veces pasan periodos mayores sin consignas) reciben unas cartas que les llegan de Aus­tralia, de Londres o de Alemania a los que llaman mensajes, y que con­tienen la doctrina de la secta. Esos mensajes son firmados por un personaje que dice llamarse DAA 3. Algunos tienen neto sabor científico. Suelen estar muy bien redactados. Indudablemente sus autores tienen cierta formación científica procedente de distintas Universidades, y distan mucho de los clásicos escritos de médium espiritistas o escritos teosó­ficos, rosacruces etc.

 

Parece ser que los de Ummo, al igual que los del Opus Dei, la otra secta más importante aun que la de Ummo, aunque tal vez con menos medios financieros, tienden a escoger sus socios no entre clases poco cultas sino entre universitarios, de ahí e lenguaje tecnológico que utilizan los “Maestros de Ummo”.

 

Los asociados celebran extraños cultos de naturaleza desconocida, pues sólo los adeptos pueden asistir a ellos, celebrados con toda clase de precauciones. Noticias no demasiado claras por lo que requieren información más precisa y fiel, señalan que un señor (OMITIMOS EL NOMBRE) pudo asistir a uno de estos cultos que se celebraba al igual que los de Madrid, en Barcelona capital. Actuó parece ser como Maestra o sa­cerdotisa, la señora de Ribera, quien empezó el rito musitando una ora­ción ummita A continuación todos los asistentes comenzaron a poner sus manos sobre los hombros y pechos de los demás. Luego se arrodillaron todos ante la señora de Ribera para invocar la presencia de un extraterrestre. Al llegar ese punto parece que los asistentes sufrían como alucinaciones o sugestión colectiva pues todos pensaban y creían que en ese momento se les aparecía un Ummita. Luego al final, puestos en pie respetuosamente se leyó un informe de Ummo y se comentó la lectura dirigiendo el diálogo, el señor Ribera. El actual relato del culto procede de esa persona cuyo nombre omitimos, persona por otra parte muy dada a la fantasía por lo que no respondo del rigor y veracidad, pero lo que sí es cierto es que esos cultos esotéricos los celebran misteriosamente en Sevilla, Madrid y Barcelona.

 

Nos llegan noticias de que años atrás existía también un núcleo de adeptos en Barcelona, donde incluso pudieron celebrarse ri­tuales mágicos con cuerpos humanos. He leído posteriormente uno de los famosos mensajes Ummitas y constituye un mentís a este rumor. Parece ser que lo de Albacete fue que una señora marquesa les acogió en su do­micilio a dos figuras de la secta que se hacían pasar por médicos nórdicos.

 

Este último dato es muy significativo. Probablemente los orígenes de esa organización procedan de los países del norte de Europa.

 

Sea como sea, lo cierto es que los escasos adeptos de Madrid, pues no parece que excedan demasiado del medio centenar, son fanáticos seguidores de los supuestos extraterrestres o alienígenas.

 

Lo ocurrido con la Asociación Eridani, es una muestra de las maniobras esotéricas de estos adeptos.

 

Uno a uno, sin revelar su fidelidad a la Organización se­creta, fueron apuntándose a la Asociación científica para el Estudio de los O. V. N. I. s hasta constituir mayoría.

 

El Presidente, hombre de formación científica, un tal Peña, pero de voluntad débil, que ingenuamente pensó que haciéndose amigo de los fanáticos podría descubrir la verdad de la Secta, les permitió la entrada aun sabiendo que pertenecían a la secta, hasta que cayó en las redes convirtiéndose en un adepto más.

 

Entonces en una asamblea expulsaron al resto de los jóvenes que hasta el momento se habían convertido en paladines de la lucha antiummita. Desde entonces nadie a vuelto a oír hablar de esa Asocia­ción. Que antes habla desarrollado inteligentes estudios en torno a los O. V. N. I.

 

Primero nos informaron que se disolvió. Pero noticias re­cientes indican que han vuelto a reaparecer en un sótano de la calle de Belén en Madrid (Zona de Santa Bárbara) y que en la Asociación siguen las luchas internas entre los que quedaron con mente antiummita, y los partidarios de Ummo. y que estos se baten en retirada no porque sean más débiles pues tienen en su haber una fuerte protección económica, sino porque consideran poco secreta esa base de operaciones.

 

Últimamente celebraron los adeptos de Ummo en toda España (cerca de un centenar) un simposio en Barcelona dirigido por el Gran Maestro.

 

Entre los adeptos se contaban ancianas y jovencitos, pero prevalecía un gran número de intelectuales, ingenieros, abogados, médicos, químicos. No permitieron la entrada de periodistas, y parece ser que cancelaron al final el proyecto de celebrar públicamente uno de sus misteriosos cultos o rituales, que es el punto más intrigante de esta historia pues parece ser que se producen curaciones milagrosas, o tal vez sugestión de que tal curación se realiza.

 

Que sepamos no difunden ninguna revista, ni siquiera clandestinamente. Algunos informes los guardan celosamente y sólo los adeptos más viejos pueden leerlos. Hemos hablado con el famoso profesor Sesma y él alardea de que no cree que sean extraterrestres. Pero hay que fiarse muy poco de ese viejo marrullero. No olvidemos que él fue el fundador. Además se le ve con frecuencia en compañía de uno de los jefes de la secta, un tal Francisco Mejorada que es uno de los más activos y misteriosos. Pensamos que todo es una astutísima táctica y que el verdadero MAESTRO de Madrid sea el ''profesor” Sesma. Más datos aún: De las vinculaciones del Opus Dei con este grupo es señal clara que uno de los adeptos de Ummo, el famoso Sinod, es un Ingeniero del Opus Dei y que éste es también un alto financiero (Véanse declaraciones suyas en revistas argentinas y españolas a favor de Ummo).

 

Como veis, nada está claro aún en este asunto de los adep­tos de Ummo, pues es sumamente difícil meterse en sus filas, y segura­mente peligroso, pues cuentan con medios y el apoyo de la organización extranjera. Ellos van a Londres periódicamente según nuestras noticias para ponerse en contacto con los “Maestros”.

 

Lo que no cabe duda es que forman un grupo compacto aún más inteligente que la “Sociedad Cósmica” y totalmente impermeable.

 

He podido hablar con alguien que los conoce muy bien pues fue miembro de Eridani antes que le expulsasen. En su opinión no son peligrosos, suelen ser padres de familia, buenas personas encandiladas por el poderoso influjo del mito “visitantes del espacio”. Todos ellos en excelente posición económica pues no toleran obreros en sus filas, cosa que los hace más odiosos, viajan con frecuencia a Londres para entrevistarse con sus Maestros, indudablemente podemos calificarles políticamente como conservadores de derecha: Que es así lo prueba la gran tolerancia con que cuentan por parte del Gobierno y que entre ellos abundan los funcionarios e industriales, católicos etc

 

Creo por tanto que se les está dando demasiada importancia pues son una minoría por mucha fuerza económica que posean, pero pueden perjudicar mucho los estudios de ufología y crear divisiones entre los que nos ocupamos del tema O. V. N. I. De hecho tales divisiones ya han aparecido. Entre Sesma, Lester y Ummo han hundido los pocos centros serios que se ocupaban del tema Es muy posible que una de las consignas que tienen sea precisamente desprestigiar la existencia de los O.V.N.I. Así se explica que el jefe de ellos, Antonio Ribera, se preocupó de torpedear al CEI de Barcelona y que como os he explicado, el núcleo de Madrid hundiese a Eridani apoderándose en una hábil maniobra cuyo cerebro gris fue un tal Villagracias, de su junta di­rectiva. Pero así como el C.E.I. con más solera, se resistió y marginó a Ribera, esos valientes jóvenes más inexpertos, se vieron des bordados por los ummófilos...”

 

Los textos anteriores constituyen parte de una especie de circular que fue enviada a diversos especialistas de España en el tema O. V. N. I.. Usted mismo, Señor Aguirre Ceberio Juan, habrá podido apreciar, no ya la inconsistencia de la versión ofrecida, sino la que usted podrá calificar certeramente, de pueril e hilarante, imagen que el  autor de esa circular tiene acerca de ustedes.

 

Es verdad que esos textos corresponden a una de las ideas más extremas e inexactas que circulan acerca de ustedes, y que otras versiones son más moderadas aunque también exageradas y aberradas, Pero representan indudablemente unos tópicos que han ido fraguándose lentamente entre sus compatriotas a lo largo de estos últimos años.

 

Con muy buen sentido podría usted argüir que no deben im­portarles demasiado unos rumores esparcidos sin base objetiva por irresponsables que adoptan el triste papel de difamadores.

 

Mas en este caso nos permitimos discrepar de tal juicio si así fuera formulado. Una versión arraigada en ciertos sectores, que adolezca de graves deformaciones, tendría la virtud de enturbiar e impedir la comunicación que mantenemos con ustedes, por razones muy complejas que deseamos soslayar en este escrito. No olviden que el grupo español, constituye en el contexto de nuestras relaciones con humanos de Tierra, un caso especial, derivado de razones históricas que ustedes conocen en parte. Otros hombres de Tierra han recibido nuestros informes sin que trascendiera a otras áreas sociales. Se conoce la existencia de Ummo más por la versión española que por las contadísimas filtraciones emanadas de otras naciones.

 

Le repito que ello no constituye crítica alguna. Por el contrario toleramos en su día y aún estimulamos tales filtraciones como experimento social para comprobar la solidez de nuestra estrategia res­pecto a la red social terrestre.

 

Por ello constituyen ustedes un grupo umbral, temido por nosotros, ante el que por una parte no podemos éticamente coaccionar para controlarlo (fieles como somos al compromiso de no inhibir la libertad de nuestros amigos) y por otra parte sometido al riesgo de que se convierta en un desagradable punto caliente que anule todos nuestros esfuerzos por continuar contactando con Tierra.

 

Nada de lo que les afecta es extraño a nosotros por ello. Tenemos la ventaja sí, de que cualquier versión emanada del país Es­paña sería infravalorada siempre en otros países, debido a la triste imagen que de la estructura del Estado español poseen las opiniones públicas de otras naciones

 

Mas preferiríamos que ustedes mismos nos ayudasen a borrar cualquier reacción eruptiva que nos afecte. No nos preocupa tanto que se hable mal o bien de nosotros: sino que SE HABLE CON EXCESO.

 

SÚPLICA:

 

Reflexionen con entera libertad si estarían dispuestos a seguir unas pautas sencillas y no comprometedoras, que además tienen la virtud de ser altamente beneficiosas para ustedes si decidiesen adoptarlas con coherencia y planificarlas. Normas que no supondrían acata­miento de consignas ideológicas o subordinación sectaria como injusta­mente presumen los difamadores a que aludíamos en párrafos previos.

 

La condición que ponemos para exponérselas es que no se sientan coaccionados y que se impusieran mediante voto libre, para acatarlas todas o parte de ellas. Sin embargo les advertimos que su eficacia podría mermar considerablemente si no se aceptasen en bloque.

 

PROGRAMA RESUMEN.

 

Juzgamos como valiosos todos los esfuerzos que ustedes ejecutan para reconvertir la imagen del grupo de sus hermanos, ante la opinión pública profana. Tales esfuerzos pueden aprovecharse simultáneamente para complementar sus respectivas formaciones intelectuales. Para ello se precisa:

 

Que la Asociación que integran ustedes agilice su propia dinámica de actividades según las pautas que les expondremos a conti­nuación.

 

Que activen una apertura normalizada para atraer nuevos asociados, a los que de ningún modo ha de tratarse de influir para que acepten nuestras versiones y a los que ni siquiera dará acceso a las lecturas de nuestros informes.

 

Que cuando de cara a los nuevos asociados o a la opinión pública, a través de los órganos de difusión informativa, se les ofrezca alusiones a Ummo se las tiña con gran espíritu-critico de fuertes reservas y desconfianza.

 

En definitiva: Las relaciones con ustedes las mantendremos a través de esa misma Asociación pero sólo a los asociados que ya nos conocen y consideramos amigos, pero compensándolas con un FORTÍSIMO INTERÉS hacia otras actividades coherentes con el espíritu genui­no que animó en su día la creación de esa entidad social legalizada.

 

Para conseguirlo: les sugerimos estos consejos prácticos: NORMAS ACONSEJABLES:

 

Debieran celebrar inmediatamente una Asamblea general de Asociados y simpatizantes que sirva para exponer el programa de actividades futuro y reorganizar la estructura de la Junta. No convendría en esta primera fase que se modificase la composición de la mesa directiva, puesto que podría dar lugar a interpretaciones erradas.

 

Públicamente si asisten personas extrañas se aludirá a Ummo como un fenómeno más, digno de estudio pero sin que ello suponga centrarse en un tema que en definitiva es insoluble, sospechosos de ser fraudulento y del que últimamente se poseen pocas “noticias”.

 

Antes de esa Asamblea ustedes debieran reunirse para orga­nizarla y citar a los simpatizantes que debieran ser invitados (Invítense a algunos antiguos socios más amigos) Les aconsejamos que como programa de actividades se escojan otros dos temas culturales más o menos afi­nes que puedan atraer personas de ambos sexos a la Asociación, pero sin abandonar el tema O. V. N. I.

 

Es muy importante conseguir que se adhieran a la Asociación, algunos jóvenes por lo que debiera seleccionarse una temática idónea.

 

Si lo desean, tendrán ocasión de consultarnos si los temas específicos votados por ustedes, son o no convenientes.

 

Les sugerimos que realicen un GRAN ESFUERZO para la captación de esos nuevos asociados, aún creando una nueva categoría de socios con el aliciente de una cuota simbólica. Podrían crear para ellos mismos comisiones de trabajo en torno a investigaciones y estu­dios culturales afectos a las temáticas elegidas.

 

Consideramos muy importantes las actividades que según mis hermanos ustedes realizaban en el antiguo domicilio social. Convocatorias de invitados ajenos a la Asociación junto con los asociados actuales, para dialogar y tratar una miscelánea de charlas o conferen­cias alrededor no sólo de tales temas sino de los siguientes:

 

LA INFORMACIÓN Y SUS PROBLEMAS

ASTRONOMÍA

CIENCIA Y SUPERSTICIONES

LA FUTUROLOGÍA

LOS MECANISMOS MENTALES DE LA PERCEPCIÓN

EL CONTROL DEL CEREBRO Y SUS PELIGROS

LOS PELIGROS DEL TABACO

LA HIPERSENSIBILIDAD DE LOS SENTIDOS

ENIGMAS DE LA NATURALEZA

LAS MODERNAS ESCUELAS DEL ARTE

YOGA

SEMÁNTICA Y CIENCIA

VIOLENCIA Y AGRESIVIDAD DEL HUMANO

 

Esos temas deberían ser desarrollados en ciclos de conferencias. Pero, atiendan bien: alternando con otros temas escogidos por ustedes afines a LAS TEMÁTICAS O. V. N. I. y los otros DOS TEMAS escogidos por la Asociación. Temas que como les sugeríamos serían desarrollados independientemente por las tres comisiones culturales creadas al efecto con sus respectivos presidentes y sus correspondientes socios aficionados.

 

Esas comisiones podrían fijar sus respectivas fechas de reunión, y ustedes no debieran inhibirse de adherirse al menos a alguna de ellas. Con toda reserva deberán ustedes reservar unas fechas para tratar los reservados informes que les remitamos, sin acceso a ellas de los restantes asociados.

 

Si ustedes temen que ello pueda trascender con exceso, no prohíban la entrada a esos asociados que pretendiesen asistir. Pero cuidando de marginar ese día la conversación central afecta a Ummo.

 

Cuando ustedes juzguen prudente o cuando nosotros se lo roguemos, la lectura de ciertos documentos deberá realizarse en otro lugar reservado.

 

Consideramos muy importantes los temas de estudio que les hemos sugerido. Alternen su estudio con los temas alusivos a mis herma nos. Como les indicaba sería aconsejable que organizasen ciclos de conferencias que podrían ser dirigidas: bien por sus hermanos de la Asociación o por profesores invitados si ello fuera factible.

 

Si ustedes aceptasen nuestras propuestas y si así lo desea­sen también podríamos exponerles telefónicamente una puntualización sobre temas más específicos dentro de los más generalizados a que alu­díamos en la relación anterior.

Si aceptasen nuestra propuesta, deseamos advertirles que es nuestro deseo escuchar en el interior del local (utilizando nuestros propios medios técnicos) todo lo que en su recinto se hable.

 

Sería valiosísimo para nosotros el registro de reacciones de los asistentes al tratar esos y otros temas.

 

En una próxima llamada telefónica les interrogaremos sobre si aceptaron estas propuestas o las rechazaron y en qué medida.

 

Repetimos: No deben fotocopiar el texto de esta carta ni reproducirlo o copiarlo por otros medios. Nuestro deseo es que conserve esta carta su destinatario, y vele por su divulgación y efectividad. No la abandone en manos de otro hermano suyo sin causas muy especiales a su criterio.

 

logotipo u-c
Fotos SJV
Cartas
AnteriorArribaSiguiente