logotipo u-c

UMMO-Ciencias

Sitio dedicado al estudio racional del asunto UMMO

NR22 Errata sobre indicaciones geográficas anteriores. Demografía. Estructura del espacio.

(Nota U-C: Traducido del francés. El texto original se encuentra en NR22)

 

Señor xxxxx

 

Le ruego que excuse la larga ausencia de comunicación debida a la perturbación engendrada por la carta enviada desde Canadá usurpando mi identidad. El envío de misivas falsas siempre fue un freno en la prosecución de nuestros intercambios con sus hermanos de OYAGAA y provocan entre ustedes debates apasionados basados en indicaciones caprichosas a veces indignas o calumniosas. El nuevo responsable de nuestro despliegue en OYAGAA, llegado a su planeta el 18 de septiembre de 2004, no nos autoriza, por el momento, a retomar nuestros intercambios con usted(es). Debiendo yo misma volver a OUMMO, transmito a mis hermanos que residen en Francia las cartas que habíamos redactado hace ya varios meses.

ERRATA
Existe un error de conversión a su sistema métrico de unidades de distancia en el seno del contenido del informe informativo que da indicaciones geográficas y demográficas que conciernen a nuestro OUMMO. Me siento confusa por esta torpeza que proviene de una mala transposición por mi parte desde nuestro sistema numérico duodecimal al sistema decimal.
Usted debe rectificar el valor, indicado sin razón, de 2100 x 1400 kilómetros por el valor 2100123 x 1400123 metros. Este valor corresponde a la aproximación redondeada del valor exacto de 420 x 276 KOAEE, es decir aproximadamente 3660 x 2400 x 106 metros cuadrados. Sus hermanos, con razón, han detectado este error cruzando la información proporcionada con el valor evaluable de la superficie de nuestro mar AOUWOA SAAOA, proporcionado en los envíos realizados previamente por mis hermanos. Esta superficie es de aproximadamente 3640 KOAEE - 276000 x 106 m2.
Las otras indicaciones que afectan a medidas de superficie en km2 (106 m2) se revelan correctas.


PRECISIONES SOBRE NUESTRO DEMOGRAFÍA:
Quiero completar mi respuesta a su cuestión concerniente a nuestra demografía. Inicialmente omití mencionar la información que concernía a la tasa de mortinatalidad, este término aparece ambiguo a nivel de definición en sus diferentes literaturas. No puedo proporcionarle, por falta de datos a disposición en nuestros cubos de información sobre Tierra, el número de fetos que fallecen antes y después de la 22ª y 28ª semana por amenorrea o con arreglo a su masa en el momento de la interrupción del embarazo. Una translación sería necesaria por otro lado para establecer la equivalencia entre los desarrollos comparados de un feto en OUMMO y en Tierra, aunque se pueda en primera aproximación confundirlos. Sin embargo, sucede que la información que concierne a la tasa de mortalidad fetal es indispensable para la buena interpretación de mi informe precedente.
Nuestra demografía contabiliza en efecto, y contrariamente a ustedes, a la población fetal in útero. Debo pues precisar que la tasa global de mortalidad - tasa anual indicada de 13,7 %o - incluye en componente la tasa muy elevada de mortalidad fetal intrauterina. La mortalidad post-neonatal es igualmente un componente no despreciable. Es debida en cuanto a ella, en su casi totalidad, a una mala adaptación neurocraneana causada por craneosinostosis precoz durante la fase de altricialidad secundaria. La compresión cerebral, los edemas, los accidentes isquémicos y la necrosis cortical que resultan de ello conllevan una mortalidad importante durante los diez primeros XEE, con un predominio muy marcado de los jóvenes varones - el 79,1 % de los casos. Esta mortalidad, actualmente yugulada, sería mucho más importante si no aplicáramos medidas ortocraneanas drásticas que nos permiten mantener actualmente al número total de nuestros jóvenes en torno a 59,32 millones de individuos en cada grupo de edad de doce XEE a partir de doce XEE (dos años y seis meses aproximadamente). Este número se elevaría a 59,84 millones de individuos sin esta causa de mortalidad. El largo período de osificación de las fontanelas entre sus niños de pecho es una gran ventaja para su evolución futura.
Le ruego que consideres las cifras demográficas ideales siguientes:
7,465 millones de concepciones son actualmente autorizadas y observadas en promedio cada XEE. La concepción es confirmada por el ordenador doméstico cuando la fase de implantación del óvulo en la mucosa uterina ha finalizado al cabo de 4000 OUIW - 6,7 días OUMMO, 8,6 días terrestres. El embarazo entonces es anunciado a la pareja y oficialmente censado a nivel de nuestras estadísticas demográficas pero no de modo nominativo. El embarazo proseguirá entonces durante 3,6 XEE. El estadio fetal es alcanzado en OUMMO 0,6 XEE después de la concepción - 36 días OUMMO, 46 días terrestres. El sexo del futuro niño es revelado a los padres. Su identidad y su filiación son inscritas entonces de forma oficial en los cubos de datos que censan nominalmente a nuestra población.
4,987 millones de niños de pecho nacen por término medio cada XEE, lo que implica una mortalidad global in útero igual al 33,2 %. El parto, menos doloroso para nosotras que para las mujeres terrestres, es provocado al 216º día OUMMO (278º día terrestre) si el advenimiento no se efectúa antes de modo espontáneo. La masa del niño de pecho al nacer sobrepasa generalmente los 4 kilogramos.
4,943 millones de estos niños de pecho sobreviven más allá de 10 XEE, estadio más allá del cual la mortalidad accidental es casi nula.
-> -> ->


ANEXO: PRECISIONES QUE CONCIERNEN A LA COMUNICACIÓN TELEPÁTICA Y LOS VIAJES ESPACIALES
La mención de un retraso de recepción cuando hay un intercambio telepático entre individuos situados en dos astros fríos distintos les parece sospechosa. La indicación dada de la causa de este retraso - interferencias debidas a la presencia de materia imaginaria en OUWAAM - no debe llevarles a concluir que esta materia imaginaria interfiere con el flujo telepático para distorsionarlo o frenarlo. Ustedes deben comprender que dos puntos distantes del WAAM están sometidos a las ondulaciones incesantes de la trama espaciotemporal inducidas por la materia imaginaria situada en los WAAM contiguos - principalmente OUWAAM - y que estos no podrían encontrarse sino fortuitamente en la misma ordenada temporal. Así como están separados por distancias tridimensionales lo están por una distancia temporal. Así que es ilusorio hablar de instantaneidad entre el ahora (maintenant) MT en Tierra y el ahora MO sobre OUMMO.
De forma gráfica, si dispusiéramos de un enlace coherente que uniera la Tierra y OUMMO, tal que un haz de ondas, y suponiendo que la información pudiera transitar por este enlace sin limitación de velocidad lineal (dx / dt = ∞), el tránsito de esta información en el marco tridimensional necesariamente recorrería un camino homótopo a la isócrona directa del marco espaciotemporal asociado. Esta isócrona, siempre más corta que la distancia tridimensional aparente (cf. nota 1), se confundirá entonces con la línea isodinámica que une los potenciales entrópicos mínimos a lo largo del camino real. La transmisión de la información tomaría, en este caso ficticio, un tiempo de translación no nulo exactamente igual, en valor negativo, a la diferencia temporal entre las ordenadas respectivas del emisor y del receptor en el momento de la emisión de la señal. En este caso ficticio preciso, esto equivaldría a recibir la información antes de que hubiera sido emitida.
En el marco físico real, la información se propaga siguiendo la ondulación espaciotemporal mínima que existe entre la Tierra y el OUMMO a una velocidad que depende del flujo de entropía, globalmente constante para el conjunto del WAAM. Sin la influencia de la materia imaginaria de los WAAM contiguos, el camino seguido dependería totalmente de la topología del WAAM y la diferencia temporal entonces sería únicamente debida a la curvatura local a lo largo de este camino. Sin embargo, la propagación de la información está también sometida a los azares de las ondulaciones del WAAM que inducen una diferencia temporal suplementaria - positiva o negativa - entre la emisión y la recepción de la información. Así, en función de las condiciones isodinámicas que conocemos con una precisión correcta, pudimos estimar una desviación temporal suplementaria, maximizada a tres minutos, entre las ordenadas temporales de nuestros dos planetas en el momento de la entrada de nuestro pueblo en la cuarta edad de OUMMO. Contrariamente a la diferencia temporal debida a la curvatura espacial del WAAM, que sabemos calcular con precisión, esta diferencia suplementaria puede ser sólo estimada y no medida con exactitud.


En el caso de un mensaje telepático entre dos OEMMII situados a muy gran distancia uno del otro (cf. nota 2), el enlace telepático puede ser asimilado a una comunicación que utiliza como enlace coherente el WAAM BOUAWEII BIAEII dentro del cual el tiempo de tránsito de la información es nulo. Ninguna diferencia temporal es percibida sin embargo en el momento de la comunicación telepática que parece instantánea a ambos emisores: el WAAM BOUAWEII BIAEII, desvinculado de toda noción temporal, únicamente asegura el envío secuencial de la información. No obstante, existe en lo absoluto un retraso a nivel de la percepción de la información por el locutor pasivo - receptor - para que este sincronismo aparente pueda ser asegurado sin violar los principios de causalidad que fundamentan el WAAM-WAAM. Así, desde el punto de vista de un observador virtual externo en el WAAM que dispusiera de referencial  temporal propio, el diálogo podría parecer cerrado para el emisor que empezó la comunicación mientras que su corresponsal todavía no habría comenzado el diálogo. Concibo que sea difícil para ustedes admitir tal fenomenología. No vean aquí sin embargo sino una explicación que concuerda con nuestras propias teorías y no el reflejo exacto de una realidad que nos escapa.

Nota 1: Ustedes mismos observan, sin poder todavía explicarlo, este fenómeno de diferencia temporal ordinal entre las posiciones respectivas de su planeta Tierra y de las sondas espaciales situadas a gran distancia. No existe ninguna ralentización de su trayectoria, ni ninguna variación efectiva de la velocidad de las ondas emitidas por estas sondas a lo largo de su camino hacia Tierra. Esto es provocado por la diferencia temporal de los objetos lejanos debido solo a la topología hiperbólica del WAAM. El "ahora" de estos objetos lejanos está situado en avance de más de un segundo con relación al de ustedes. La medida de la velocidad de las sondas, basada en el análisis de las señales recibidas, parece indicar una ralentización del movimiento y una posición de las sondas más próxima que las previsiones teóricas basadas en un movimiento sometido a las solas leyes de la mecánica newtoniana en un espacio euclidiano. El camino tridimensional recorrido por la señal es estrictamente igual al camino previsto por su teoría clásica, a la velocidad de la señal esperada, pero con una diferencia temporal dependiente de la curvatura local - negativa - del espacio el tiempo que reduce las distancias efectivas entre los objetos lejanos. Ustedes pueden estimar ya ahora localmente esta curvatura utilizando los datos que provienen de sus sondas lejanas Pioneer que presentan una diferencia temporal de 1,23 ± 0,20 segundos a lo largo de un camino equivalente a 1013 metros. El camino espaciotemporal realmente recorrido por la señal es de hecho el segmento hiperbólico isócrono directo que subtiende el camino tridimensional y presenta sistemáticamente una longitud menor de la del camino tridimensional aparente.


Nota 2: la comunicación telepática es irrealizable entre dos OEMMII situados en dos WAAM distintos que poseen marcos temporales diferentes porque se vuelven entonces ilocalizables temporalmente el uno con respecto al otro. Continúa siendo posible entre dos OEMMII que viajan juntos en el mismo WAAM. Cuando viajamos en el seno de nuestras espacionaves en otro marco dimensional, el enlace telepático con OUMMO continúa siendo posible si no cambiamos el referencial temporal, realizándose entonces la modificación angular de las subpartículas - OAWOOLEIIDAA - axialmente a la dimensión tiempo por una transformación equivalente de la orientación de tres componentes espaciales y de tres componentes asociados con la masa.


)+( Para responder explícitamente a sus interrogantes, no alteramos el referencial temporal de nuestras naves para viajar según las condiciones isodinámicas propias a este WAAM y medidas para este. Nos proyectamos a veces temporalmente en OUWAAM invirtiendo, por rotación de π radianes, todos los ángulos dimensionales de las subpartículas. Lo recorremos localmente para restringir la duración de nuestros viajes cuando las condiciones isodinámicas del WAAM son desfavorables. Toda ligazón con OUMMO es entonces rota. Para los otros WAAM en los que sabemos proyectarnos por inversión de seis ángulos axialmente a otra dimensión fijada, nos contentamos con catalogar allí las diferentes concentraciones de masas accesibles a nuestros registradores e intentamos captar allí señales emitidas por otras formas de inteligencia. Podemos acceder a ellos corporalmente para contemplar la inconmensurable belleza de la creación de WOA pero enviamos allí la mayoría de las veces vehículos automáticos de exploración.


Para OUMMOAELEWE: NABGAA 112 hija de DORIO 34, aprobado por AYIOA 1 hijo de ADAA 67
)+(

 

 

logotipo u-c
Fotos SJV
Cartas
Documento anteriorArribaSiguiente