logotipo u-c

UMMO-Ciencias

Sitio dedicado al estudio racional del asunto UMMO

D91 Aviso de llamada telefónica - Justificación ausencia de cartas.

UMMOAELEWEE

SPAIN

Fecha 1-7-1970

 

Honorables amigos de TIERRA en España

 

Durante determinado número de meses han podido constatar la falta absoluta de noticias procedentes de nosotros.

 

Nos entristecería comprobar que tal omisión pudiera inter­pretarse como actitud despectiva por nuestra parte. Por el contrario todo ello obedece a una estrategia plenamente planificada inducida por circunstancias vigentes.

 

Algunos de sus hermanos, al tener conciencia de la pre­sencia de nuestro grupo entre ustedes e identificarse en cierto grado con nuestras estructuras mentales, han generado con exceso un entu­siasmo emocional que somos los primeros en lamentar.

 

Creemos que ustedes no han calibrado cuidadosamente el riesgo que tal actitud entraña.

 

Nosotros jamás hemos postulado que ustedes aceptaran con elevado coeficiente probabilístico, nuestra existencia.

 

Por el contrario si repasan sus hermanos todos los sucesos que han jalonado el historial de nuestras relaciones con ustedes com­probarán que posee una base real nuestra afirmación de que programa­mos estos contactos poniendo un especialísimo cuidado en no ofrecerles pruebas verificables de nuestra existencia. Pero esto parece entrañar una grave contradicción; pues ofrecerles por una parte una versión unilateral de nuestra existencia negándoles simultáneamente el acceso a su verificación, no se justifica dentro de unas bases lógicas divalen­tes, ni aún aludiendo a la necesidad de aceptar como Fe determinadas verdades.

 

Más si repasan ustedes nuestros escritos se percatarán que dimos una respuesta válida a estas dudas. Les indicamos que unos se­res como ustedes inmersos en una red social específica, no deben inhi­birse de sus obligaciones respecto a ella.

Así, no resultará para ustedes perturbador que especulen con las reservas de rigor en torno a una hipótesis que englobe la posibilidad de nuestra existencia en TIERRA

 

Pero si alentásemos la evolución de esa especulación para que alcanzara el estadio de certeza, ello provocaría, aunque ustedes no lo crean así, una concatenación de reacciones psicosomáticas de graves consecuencias para sus hermanos involucrados.

 

No es que pretendamos con una actitud paternalista hacia vosotros protegeros de un peligro. Es que si no obrásemos así, nues­tros hermanos conculcarían toda una secuela de valores morales.

 

Cuando nosotros iniciamos tímidamente los primeros contactos con individualidades y colectividades de TIERRA, ignoraban mis hermanos de OUMMO estos gravísimos aspectos que hoy exponemos. Han sido precisas esas cartas, esos envíos de documentos y comunicaciones a nivel de grupo, y el control de sus reacciones para percatarnos de su inquietante importancia.

 

Si ustedes aludieran ahora que hubiera sido más lógico adoptar cualquiera de estas opciones: Silenciar desde el primer momento nuestra llegada desde OUMMO, o bien una vez iniciados los vínculos in­formativos, aportarles pruebas concluyentes de nuestros asertos, hemos de contestarles que cuando iniciamos el proceso ignorábamos sus implicaciones de carácter alienante para ustedes. Como cualquier ingeniero de sistemas hermano de ustedes comprenderá, la auto corrección en el cur­so del proceso impuso nuevas conformaciones a nuestra conducta. Si estas relaciones tenían como objeto inicial no sólo permutar la cesión involuntaria de ustedes de una información sobre el astro TIERRA, si­no sondear la posibilidad futura de unas relaciones más abiertas, la prueba nos aportó al fin los criterios que regirán nuestra táctica res­pecto a ustedes hasta que abandonemos TIERRA definitivamente en un futuro más o menos lejano.

 

Conocemos pues, amigos de España, sus inquietudes, sus dudas, su sentimiento de frustración y su natural desconfianza. A nosotros ha de imputársenos este confusionismo inevitable, más les suplicamos que no lo interpreten como una maquiavélica postura tendente a extorsionarlos a ustedes como si fuesen simples marionetas o cobayas en nuestras experiencias. Ello sería injusto y sin duda carente de base real. Pues si tal experiencia a escala microsocial ha existido los motivos eran mucho más puros que la interpretación de los mismos podría hacer sospechar. Lamentamos que bajo ciertos aspectos, los resulta­dos hayan sido desalentadores.

 

La situación geosocial que TIERRA atraviesa, que no es preciso que califiquemos de crítica, pues de ello tienen ustedes conciencia, no es la más apta para crearles nuevas formas de ansiedad, involucrándoles a ustedes en nuestros asuntos. No consideren esto como una mera opinión. Poseemos certeza respecto a los riesgos que entrañarían otras formas de conducta por parte de mis hermanos.

 

Preferiríamos que nos olvidasen, que calificasen estos episodios tan singulares como una ficción más aún a riesgo de provo­car el inevitable desencanto de algunos hermanos de TIERRA. Pero ello compete a ustedes, amigos de España. Analicen esta carta y les invitamos a reunirse para estudiar una determinación. A la vista de nuestra actitud: Creen ustedes preferible cortar definitivamente por ustedes y nuestro grupo? Juzgan por el contrario que resultaría in­teresante seguir recibiendo nuestras noticias esporádicamente y sin aportación de pruebas a nuestras afirmaciones?

 

Les suplicamos nombren un interlocutor, a ser posible que pueda desplazarse a Londres para ponerse en contacto telefónico con nosotros (no puede ello ser posible en España) Necesariamente ha de ser miembro directivo y representativo de cualquiera de las dos asociaciones legales que consideramos seriamente solventes en Espa­ña: Centro de Estudios Interplanetarios de Barcelona y ERIDANI de Madrid. El contacto tendría lugar entre mediados de Agosto y finales de Octubre, aunque tal vez sea posible en su momento no ser necesa­rio tan largo desplazamiento. Comuníquenlo enviando copia de esta carta a M. Antonio Ribera.

 

Felicitamos a todos ustedes por el interés que han demostrado estos meses atrás. Juzgamos interesante la propuesta del señor Domínguez y señor Jordán respecto al análisis detallado de nuestros textos. Hubiéramos deseado sin embargo más prudencia por parte de los señores Ribera y Jordán en sus conversaciones con algunos de sus hermanos respecto a nosotros, más comprendemos que la ambigüedad que rodea nuestro caso engendre una postura dinámica por parte de algunos inteligentes hermanos de ustedes. No lo consideren pues como reproche, más sí como alusión a los riesgos que apuntábamos antes en el caso de que lo que a nosotros respecta trascienda de un modo incontrolado a otros medios. Desearíamos se pusieran de acuerdo en lo que respecta a quiénes hemos de dirigirnos de las dos aso­ciaciones existentes que hemos mencionado, en el caso de que acuerden una renovación de contactos con nosotros.

 

Nos agradaría que celebrasen una reunión general de sus hermanos interesados, invitando a todos sin discriminación. Si se acordase por el contrario cancelar toda comunicación oral y escrita quedarán ustedes en libertad para publicar o difundir nuestros escritos, pero les advertimos que ello es contraproducente en extremo. Nuestro deseo se centra en que eviten tal difusión si fuera posible.

 

Les enviamos nuestros respetos.

 

logotipo u-c
Fotos SJV
Cartas
AnteriorArribaSiguiente