logotipo u-c

UMMO-Ciencias

Sitio dedicado al estudio racional del asunto UMMO

D108 Llegada de los ummitas a España. Incidente de Albacete - "Mano cortada".

UMMOAELWEE

Número de copias 3

Idioma: Español

Para Don:

BILBAO ESPAÑA

 

Barcelona 6 de Agosto de 1971

 

SEÑOR:

 

En nuestra última carta le exponíamos una breve reseña de nuestra llegada al astro sólido TIERRA, y nuestra primera estancia en Francia.

 

ACCESO DE LOS UMMITAS A ESPAÑA

 

Como español, sentiría sin duda deseo de conocer la accesión a su país que nos interesaba en aquella época por dos razones: Nos permitiría conocer más profundamente aspectos relacionados con la Historia. Por otra parte la península española constituía una plataforma tranquila para algunas investigaciones básicas en el campo de la biología de los vertebrados.

 

Nuestra llegada a España (el que esto escribe no se encontraba por entonces en astro Tierra) estuvo afectada por serios obstáculos.

 

Trataban mis hermanos expedicionarios de localizar una re­gión, con determinadas características ecológicas y climatológicas que a la vez estuviera regida por una estructura administrativa lo suficientemente adecuada para satisfacer nuestras propias normas de seguridad de grupo.

 

La afluencia turística entonces iniciando su actual apogeo, a la península, y el hecho de que las autoridades no se mostrasen excesi­vamente analíticas respecto a la identidad de los extranjeros que con tal motivo atravesaban la frontera, constituía una elevada garantía para los proyectos iniciales de los míos.

 

Tres de nuestros hermanos de entre los desplazados en Tie­rra desde UMMO en aquella época, se habían especializado durante su re­sidencia en Francia, en el estudio de fonética asociada a lenguas de raíz latina y podían verbalizar con aceptable capacidad, idiomas como el rumano, español, catalán, sefardí, e italiano.

 

Desafortunadamente uno de ellos tenía atrofiadas (como es muy normal entre los Oemii de UMMO) sus cuerdas bucales, lo que constituía un riesgo más a sortear, pese a que nuestros dispositivos de am­plificación acústica hacen irreconocible tal defecto para un humano poco observador.

 

Por esta razón se le excluyó de la operación, sustituyéndole su superior por otro hermano más joven, especializado en metabolismo animal y análisis de ecosistemas, pero con nulos conocimientos lingüísticos en idioma castellano, por lo que hubo de someterse a una preparación provisional en este idioma en forma intensiva.

 

Los tres pasaron la frontera española por Irún (Uno de ellos regresaría más tarde) provistos de pasaportes falsificados de una nación del norte de Europa, y de microequipos para investigación biológica. Portaban, además de moneda española, un dossier informativo con nombres de ciudadanos de España e información sobre costumbres y característi­cas de la sociedad del Español: ABAEXII 4 engendrado por ABAEXII 3 viajaban independientemente con pasaporte a nombre de un profesor supuesto, universitario, especializado en Zootecnia, y sus hermanos con carné fraudulento de profesionales en el campo de la Medicina.

 

Nuestro proyecto inicial, excluía como residencia tanto grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, como reducidos núcleos rurales, puesto que en éstos, hubiera sido muy dificultoso mantener nuestro anonimato dentro de los limites exigidos por nuestra propia seguridad.

 

Cuando llegaron mis hermanos, no se había decidido un punto definitivo de residencia. Se había empero seleccionado una lista que incluía entre seis poblaciones, cuatro especialmente óptimas. Segovia, Albacete, Ávila, Jaén; un aspecto grave del problema lo constituía por entonces, encontrar ciudadanos de nacionalidad española, que pudieran adoptar el papel de cobertura (aún ignorado por ellos mismos) para la estancia de mis hermanos investigadores.

 

Analizando la información de que dispongo, sé que en un principio pareció todo resuelto. Por la prensa española llegada a Marsella, se conocía la existencia de una finca en las afueras del núcleo urbano de Jaén, que por aquella época se ponía en venta. A través de una agencia francesa de tramitaciones legales se comenzaron las gestiones de adquisición. Se trataba de instalar aparentemente una granja de aprovecha­miento avícola, que camuflase la genuina naturaleza de las investigaciones futuras.

 

No prosperó el plan, debido a que resultaba ineludible la necesidad de contratar a humanos españoles en la explotación.

 

Por esta razón fracasó también un intento de abrir en Ciudad Real o Segovia, una clínica veterinaria.

 

SEGUNDA FASE: ESTUDIO DE LOS CIUDADANOS.

 

Pero por otra parte, mis hermanos habían conseguido facilitarse una relación de ciudadanos españoles con datos autobiográficos a través de tres fuentes documentales distintas: A) De un departamento vinculado al ministerio del “Exterior”. B) De una organización de Exilados Españoles por la guerra civil de 1936 - 1939. C) y el archivo particular de un ex-funcionario de la época de Thorez.

 

Esta información fragmentada, fue analizada por nuestros módulos de procesamiento de datos XAANMOOBAABUASII que orientaron nuestras investigaciones hacia dos personas, ambas del sexo YIE (Mujer).

 

La propietaria de una explotación zootécnica de Extrema­dura y otra ciudadana española en la que concurrían circunstancias concomitantes de elevado interés, que le podrían convertir (como así fue) en una auxiliar excelente e involuntaria.

 

La fuente de datos de esta última era un dossier copia de otro original correspondiente a un archivo del “Deuxieme Bureau Francés” donde se esquematizaban los servicios prestados como agente de la Quinta Columna Nacionalista Española, a la causa del Ejército Nacional Español, durante la guerra española, los meses de Junio, Julio y Septiembre de 1936.

 

Lo más interesante para nosotros era una nota marginal en la ficha de esta dama, que aludía a ciertos trastornos de etiología Psi­copatológica acusados por esta señora, y la escueta reseña mecanografiada de esta misma ficha, entre cuyas aficiones se mencionaba su amor hacia los animales.

 

Se planeó toda una programación para hacerse amigos de esta mujer, estimando que podría hacérsele una oferta colaboración que le compensase por su ayuda, estimaron mis hermanos que en ningún caso se le revelaría la verdadera identidad alienoterráquea de los nuestros.

 

Se reservaban otros proyectos de vinculación hasta que se entrase en contacto con ella y nos mostrase mejor su personalidad.

 

 Esto lo consiguieron mis hermanos en Albacete, entrevis­tándose uno de ellos con Doña Margarita Ruiz de Lihori, cuando se encontraba aquejada de unas dolorosas molestias (sin importancia objetiva) en la región sacra así como cefalalgias constantes.

 

Mi hermano se identificó como médico de nacionalidad nór­dica y le fue muy fácil no sólo conseguir la remisión de sus molestias, sino neutralizar la crisis de ansiedad psíquica que la atormentaba frecuentemente. Se atrajo así la incondicional amistad de la Señora Marquesa de Villasante, a la que pocas semanas después le fue presentado a mi otro hermano implicado en la operación.

 

INICIAN EL ANÁLISIS DE INMUNOGLOBULINAS EN VERTEBRADOS.

 

El programa más importante durante esa época afectaba el análisis de inmunoglobulinas en vertebrados: estudio de velocidad electroforética y la correspondiente valoración de las secuencias de amino­ácidos de las cadenas polipeptídicas de diversos anticuerpos.

 

Se trataba de averiguar si los datos genéticos que codifican la llamada por los biólogos de Tierra“porción variable” de las redes concatenadas de globulinas, podían someterse a diversos tipos de muta­ción, utilizando nuestras técnicas denominadas por los biólogos de UM­MO, (UULYAGGXAA) //Frecuencias del medio elástico aire compren­didas en el espectro ultra acústico, conseguidas en un entorno reducido, a causa de rápidas variaciones de gradiente térmico//.

 

Esta técnica permite conseguir a distancia, variaciones de temperatura que siguen un proceso codificado de antemano. Si este pro­ceso corresponde a una función de tiempo elemental, como pueda ser una función periódica (por ejemplo un tren de impulsos sinusoidales amortiguados) se obtiene en tal punto, alejado gran distancia del equipo generador impulsos térmicos irradiados desde ese punto como foco emisor.

 

Si el medio en que se produce el fenómeno es elástico: aire, por ejemplo, el gradiente térmico variable se traduce en ondas a pre­sión (acústicas) de alta frecuencia.

 

UTILIDAD PRÁCTICA DE LA TÉCNICA DESCRITA.

 

En la práctica se localizan dos puntos muy próximos entre sí (a la distancia que supone por ejemplo la longitud de una molécula orgánica) a los que se excita con dos frecuencias diferentes. La resul­tante es su entorno es por efecto de heterodinage o batido, una frecuencia capaz de perturbar y hasta destruir la estructura de una cadena proteínica o la secuencia codificada de una red o cadena de RNA, alterando la información contenida en el mismo. (Mutación o muerte incluso).

 

PROBLEMAS SURGIDOS EN TORNO A LA ESTANCIA.

 

Doña. Margarita Ruiz de Lihori regresó a Madrid, pero mis hermanos continuaron realizando sus estudios en el sótano de aquel viejo inmueble de la calle Mayor. Contaba (y esto era parte de la estrategia estudiada antes de ponerse en contacto con aquella respetable dama) con que los rumores que pudieran circular en el medio social de aquella zona urbana, serían fácilmente menospreciados o escuchados con indiferencia por aquellos humanos de Albacete, inteligentes, autoridades locales o familiares que conociendo los hábitos excéntricos de Doña. Margarita provocaban frecuentes comentarios entre vecinos y conocidos. Era pues ésta la mejor cobertura para la recatada labor de mis hermanos.

 

Existieron serios obstáculos a la praxis de esta reserva. Un señor muy vinculado afectivamente a Doña. Margarita, sospechaba nues­tra existencia y finalmente fue informado con grandes reservas y promesas de que guardase absoluto silencio, por la misma señora Marquesa. También conocía nuestra estancia una sirvienta ya vieja y muy fiel a su señora, así como un vecino a quien hubo de ofrecer una recompensa para que se mostrase discreto.

 

Por otra parte, un asiduo visitante del inmueble llamado Don Emilio López estuvo una tarde a punto de descubrir la estancia de mis hermanos, por lo que de común acuerdo Doña Margarita y sus huéspedes, modificaron las iniciales normas de seguridad, y durante el día no vol­vieran a pisar las estancias superiores.

 

Existía sobre todo el riesgo de que aquella sirvienta pudiera hacer comentarios que descubriesen la situación, por lo que se hizo preciso controlar sus expresiones verbales fuera de la casa, por medio del registro fonético. Nunca violó, señor, su hermana de Albacete la palabra dada a la dueña del inmueble.

 

Fue entonces cuando se habilitó la otra entrada que ponía en comunicación el sótano con el jardín. Los trabajos de mis hermanos continuaron en el inmueble, aún los largos periodos en que la Marquesa de Villasante y Baronesa de Alcahalí, seguía manteniendo su residencia accidental en Madrid, España.

 

En Junio de 1953 mis hermanos sufrieron un incidente en una ferretería de la población de Albacete, que hizo pensar seriamente a nuestros superiores la conveniencia de cancelar nuestra estancia en España.

 

En Agosto la situación se hizo insostenible, pues por entonces residían en el edificio dos hijos de Doña. Margarita Ruiz de Lihori, Don José María Shelli y Doña. Margarita Shelli, a la sazón enferma con un cuadro nefropático que entonces empezaba a complicarse con los primeros síntomas no diagnosticados por su médico, de una leucemia linfoide.

 

Ellos desconocían la existencia de los dos Oemii. Las rela­ciones de estos humanos con su progenitora habían hecho crisis tiempo atrás por razones de íntima raíz familiar. Sus hijos no comprendían que la evidente anómala conducta de Doña Margarita Ruiz de Lihori estaba condicionada por sus especiales rasgos de personalidad, alterados psicopatológicamente, de modo que el estado de profunda frustración de la dama se traducía frecuentemente en tristes altercados que enrare­cían e intoxicaban lentamente el marco familiar.

 

TRASLADO DE RESIDENCIA A MADRID Y REGRESO A ALBACETE.

 

En esta situación, mis hermanos se trasladan por primera vez a Madrid y Doña Margarita les gestiona personalmente la adquisición de una vivienda en la calle de Menéndez Pelayo, facilitándoles además el acceso a unas tierras denominadas “La Zorrilla”, propiedad familiar.

 

A finales de Agosto de 1953, una amiga íntima de Doña Margarita Shelli comunica a la señora Marquesa que su hija acusa un empeoramiento de su estado, decidiendo esta señora no sin antes vencer la fuerte resistencia del Señor Bassols, que se negaba en forma inhumana a que prestase apoyo a la bondadosa enferma.

 

Mis hermanos se abstuvieron de intervenir en un asunto vinculado estrechamente a la intimidad de los humanos.

 

Podemos constatar además que después de un fortísimo disgusto experimentado por esta señora el día 4 de Septiembre de 1953, uno de mis hermanos fue requerido por ella, para que le aconsejase al respecto. Se limitó a sugerirle que actuase con los principios dictados por su conciencia moral.

 

Con la esperanza de que el traslado de la enferma deje libre el inmueble mis hermanos se trasladaron desde Madrid a Alba­cete (España), la misma fecha en que esta señora viaja a la misma ciudad, hicieron el viaje independientemente, en un taxímetro, alquilado al efecto.

 

GRAVE INCIDENTE EN LAS EXPERIENCIAS BIOLOGICAS.

 

Es precisamente la fecha en que Doña Margarita llega a su residencia de Albacete, cuando ocurre un hecho gravísimo que juzga­mos como uno de los incidentes más desafortunados de nuestra estancia en Tierra. Tanto más grave cuanto que admitimos sinceramente ser los responsables plenos del mismo, sin que paliara esta afirmación la objeción de que el desencadenamiento de sucesos posteriores tuviese como origen una explicable imprudencia de la señora Marquesa.

 

Por razones de seguridad, no podemos, señor……………ser demasiado explícitos en el relato de este turbio asunto. Queremos ad­vertirle previamente que todos los aspectos que le estamos descubriendo en esta historia son rigurosamente fieles a la verdad, sin deformaciones deliberadas.­ Pero omitimos muchos otros datos y diversas implicaciones derivadas de aquel triste suceso. Algún día podrán ustedes conocer (si nuestros superiores estiman que su exposición no puede provocarnos algún trastorno) todas las facetas de unos autos que pudieron trastornar todos los planes de mis hermanos expedicionarios.

 

CAUSA DEL INCIDENTE: “UNA ENTIDAD VIRAL DESCONOCIDA EN TIERRA”.

 

Unos meses antes (el proyecto se había iniciado en un viejo chalet de los alrededores de Marsella, Francia) mis hermanos habían puesto a punto un programa de investigación relacionado con una entidad viral desconocida en el astro sólido Tierra, pero familiar (aunque localizado) para los biólogos hermanos de UMMO.

 

La estructura de estos especimenes virales, posee cierta analogía con la cadena circular de DNA correspondiente al virus de TIERRA conocido por ustedes como “Virus Polioma de rata” debido a su disposición espacial, pero aquella entidad está provista de una cápsula mucho más compleja.

 

Habían descubierto mis hermanos que el virus importado no se multiplicaba en tejidos animales de TIERRA, mientras el proceso metabólico de los mismos fuese normal “tales virus que nosotros codificamos como (XXX) no son capaces de perforar los estratos demuco proteínas de la membrana celular en condiciones biológicasnormales.

 

Pero también constataron que tal protección cesaba poco antes de que el tejido histológico, degenerara por muerte del animal portador, o por necrosis del área celular. En estas condiciones las células dejan de ser inmunocompetentes.

 

Naturalmente, en estas condiciones el virus no es peli­groso para loshombres o animales de TIERRA, aunque se observaronembrionarios estados de activación en animales enfermos por otros factores etiológicos.

 

Hoy sabemos que no es así: pero en aquellos años ignorá­bamos si el virus a que hacemos referencia, podría mutarse en otras entidades que lo convirtiesen en un agente patógeno peligroso para los seres vivientes de TIERRA.

 

Su transporte a este astro frío se hacia simplemente con fines de experimentación pura.

 

Se descubrirán también que el virus, (por cierto difícilmente vitrificable) permaneció en la superficie de la membrana celular, ocho meses o más, siempre que se tratase de tejidos internos. Degenerando después rápidamente las colonias supervivientes, en caso de que, como les hemos informado, no se produjese la muerte de los tejidos correspondientes.

 

UNIDAD PARA VALORACIONES BIOLÓGICAS EL “AXEESII”.

 

Por otra parte, poseemos medios que nos permiten detectar la situación de éstas y otras colonias virales en las que el número de individuos sea superior a los 128 individuos por AXEESII (UNIDAD DE VOLUMEN PARA VALORACIONES BIOLÓGICAS QUE EQUIVALE A 36,77 milímetros cúbicos (1)) mediante técnicas exploratorias a dis­tancia no superiores a 78 metros para esta densidad viral.

 

Nota (1) equivale a 11.693.818,24 individuos/ mm3.

 

EVOLUCIÓN DEL INCIDENTE Y CONTROL.

 

Mis hermanos localizaron focos virales de cierta importancia y en número de dieciocho, en el cuerpo de Doña Margarita Ruiz de Lihori, en una vecina de la calle Mayor, en su hija Margarita Shelli, y en tres animales de la casa.

 

Fue relativamente sencillo destruir esos núcleos vitales en su aparente totalidad. Otras veintiséis áreas contaminadas fueron detectadas cuando, utilizando técnicas resolutivas más precisas, vinieron con toda urgencia a España (violando incluso normas de seguridad) desde Francia, otros cuatro hermanos, provistos de equipo adecuado.

 

Lo que provocó verdadera angustia a mis hermanos era ignorar hasta qué punto núcleos virales de menor entidad pudieran ha­berse evadido a nuestro control. Por una parte aquel día habían acudido familiares y amigos a la casa de la señora marquesa para interesarse por el viaje proyectado para trasladar a Madrid a la enferma.

 

Mientras aquellos humanos eran testigos de un triste inci­dente a cargo de tensiones familiares. Ignoraban el trasfondo dramático que todos estaban viviendo por culpa de extrañas circunstancias vinculadas a nuestra presencia en aquella población.

 

Aunque en las primeras horas, todas aquellas personas fue­ron observadas tras su localización, sin que presentasen síntomas de ser portadoras del virus, nada impedía considerar que núcleos infinite­simales no detectables por nuestros métodos hubiesen escapado al con­trol riguroso. Podían realizarse una esterilidad bastante completa en unárea extensa, pero tal medida no garantizaba que elementos viralessituados en estratos inaccesibles pudieran escapar a nuestras opera­ciones profilácticas.

 

Que estos augurios resultaron desgraciadamente confirma­dos, lo prueban el caso de Margarita Shelli, hija de Doña Margarita ­Ruiz de Lihori.

 

Todo parecía olvidado. Si los focos virales, transcurrido cierto margen de tiempo no habían hecho acto de presencia ante los equipos de detección…….. sometiendo a vigilancia a personas y áreas topo­lógicas del inmueble.

 

SURGEN NUEVOS NÚCLEOS VIRIÁSICOS.

 

Exploraciones periódicas que se extendieron más adelante a toda la urbe de Albacete y por razón de desplazamiento poblaciones como Valencia, Almansa, Barrax y Murcia (España). No parecía pro­bable que pudiera prosperar lo que pudiera haberse convertido en una genuina catástrofe (insistimosen que una calificación más grave tenía su justificación en aquellos años. Con la perspectiva actual, tales temores, aún en el caso de que hubiéramos podido controlar la infección del astro Tierra, todo se hubiera reducido a enriquecer con una especie viral más de características casi innocuas).

 

Mis dos hermanos quedaron en compañía de un tercero que se incorporó al grupo, pero residiendo en otro lugar, en “Albacete”, reanudándose las experiencias, esta vez extremando al límite todas las normas de seguridad (aún después de cancelarse el programa de estu­dios biológicos utilizando especies virales).

 

Pero el día 18 de Noviembre de 1953, mis hermanos, cons­ternados, descubren un foco viral de esa naturaleza en las fosas nasales de un humano español esposo precisamente de la mujer residente en la calle Mayor, que aquel día sin ella saberlo, resultó contaminada. Naturalmente, el núcleo fue exterminado a distancia, puesto que afortunada­mente se localizaba en áreas no profundas.

 

Una exploración más cuidadosa detecta un segundo núcleo muy reducido en un alveolo pulmonar. Sin contar con la autorización del humano, era imposible a tal profundidad destruir el grupo infeccioso, pero en cambio su situación y el hecho de que ese hombre de TIERRA gozara de salud excelente, por lo que el virus degeneraría antes de afectar sus tejidos, no alentaba mayores inquietudes.

 

Pero en cambio mis hermanos, alertados por este brote, reiniciaron una segunda investigación. El día 27 de Noviembre se trasladaban dos de ellos a Madrid, acudiendo al domicilio de Doña Margarita Ruiz de Lihori. No subieron hasta la vivienda al principio. Desde el retrete de un bar cercano, y utilizando el equipo que llevaban consigo, descubrieron que sus temores eran desgraciadamente confirmados.

 

LA HIJA DE DOÑA MARGARITA ERA PORTADORA DE VIRUS.

 

Hasta seis focos virales se localizaron en el cuerpo de la enferma, todos ellos lo suficientemente profundos para no temer su irradiación exterior pero en cambio presentado la dificultad inherente a su localización: no poder ser destruidos a distancia. Las zonas afectadas se ubicaban en globos oculares, tejido epitelial de lengua, y dermis palmar.

 

Además se acusó algún tipo de alteración mutacional en la estructura del espécimen viral.  Ello provocó una alarma mayor en mis hermanos, que se vieron obligados a entrevistarse con Doña Margarita y confesarle sus temores deformándole en algún grado la verdad.

 

No había en verdad riesgo alguno de contaminación, pero en el caso de que aquella humano pereciesedado el estado avanzado de su cuadro patológico era previsible un desarrollo (de consecuencias gravísimas) porparte de la especie.

 

Entonces sería muy difícil controlar elproceso de irradia­ción, aún con la medida extrema de revelar el asunto a las autoridades sanitarias de España, a las que por otra parte hubiera sido muy difícil de convencer.

 

En......................................... mis hermanos estudiaron la situación y desde este país y desde Francia, llegaron en avión con toda urgencia seis Oemii especializados en Biología y disciplinas afines.

 

No era posible por otra parte conseguir una remisión del curso que presentaba la Hija de Doña Margarita, sin aportar un equipo adecuado, sin acceder hasta la enferma, y darse a conocer, lo que hubiera implicado un grave riesgo para nuestro programa de estancia en la TIERRA.

 

Aun así se estudió seriamente esta posibilidad, nuestros superiores decidieron sin embargo adoptar otras medidas. Se puso en marcha incluso un programa para apoderarse del cadáver en caso ne­cesario.

 

El día 12 de Enero se encontraban en Madrid once de mis hermanos llegados al efecto, pese a las dificultades de todo orden que acarreaba nuestra presencia masiva en Madrid.

 

Pocos días después fallecía esta bondadosa joven. No es necesario que pormenoricemos las medidas de orden profiláctico que hubo necesidad de adoptar.

 

Por encima de cualquier escrúpulo que usted o sus hermanos de TIERRA quieran alegar, primaban consideraciones ineludibles de orden moral o sanitario.

 

AUTOCONCLUSIONES: Vistos los hechos con óptica de un humano de TIERRA no informado: serían juzgados como repulsivos y asombrosos.

 

No esperamos que usted acepte con más esta versión. Noso­tros sabemos que es real aunque la simple enunciación de unos hechos sin más aval que el anonimato, no constituyen prueba alguna para ustedes hombres de TIERRA.

 

Esperamos que algún día confirmen ustedes mismos por sus propios medios nuestro testimonio.

 

logotipo u-c
Fotos SJV
Cartas
AnteriorArribaSiguiente